top of page

Técnicas y Métodos de estudio para preparar tus Oposiciones



De nada te va a servir dedicar una gran cantidad de tiempo estudiando si no se utilizan técnicas o métodos de estudio que aseguren que el aprendizaje sea realmente eficaz. Es posible que te hayas dado cuenta de que incluso, información que pensabas haber aprendido anteriormente, se ha olvidado. Es importante encontrar la manera adecuada para abordar el aprendizaje para asegurar que el tiempo y esfuerzo invertidos en estudiar sean efectivos. En este post te vamos a enseñar algunas técnicas y métodos de estudio que realmente te van a ser útiles.


Entre las técnicas de estudio para oposiciones más habituales podemos citar las siguientes.


TÉCNICAS DE ESTUDIO.


Técnica del subrayado.


La técnica del subrayado consiste en destacar mediante un trazo las ideas principales o palabras clave de un texto con el objetivo de delimitar lo más importante y retener mejor la información. Es recomendable utilizar lápices de colores, subrayando después de una segunda lectura y estableciendo una jerarquía basada en los colores. Esto ayuda a organizar la lectura, agrupar ideas, mejora la capacidad de análisis y síntesis, y facilita la concentración. Es recomendable combinar esta técnica con la elaboración de esquemas, resúmenes y notas al margen para mejorar el rendimiento en el estudio.


Los pasos para hacer un buen subrayado podrían ser:

  1. Leer el texto con atención.

  2. Seleccionar el texto que se desea subrayar.

  3. Utilizar un lápiz o un marcador para subrayar el texto seleccionado.

  4. Utilizar un lápiz o un marcador de diferente color para hacer anotaciones al margen.

  5. Revisar el subrayado y las anotaciones para asegurarse de que se comprende el significado del texto.



Mapas mentales


Los mapas mentales son una técnica de organización visual que ayuda a representar de manera gráfica la relación entre diferentes ideas y conceptos. Es una herramienta muy útil para organizar y recordar información compleja. Los mapas mentales tienen las siguientes características:

  • Parten de una idea central o concepto principal, que se representa en el centro del mapa, y de ahí se desglosan en ramas y sub-ramas que representan ideas relacionadas.

  • Las palabras o frases clave se utilizan para representar los diferentes conceptos o ideas.

  • El uso de colores, imágenes y símbolos ayuda a hacer el mapa más atractivo y fácil de recordar.

  • Los mapas mentales son flexibles, permiten añadir, eliminar o modificar ideas y conceptos en cualquier momento.

  • Es fácil de leer, ya que se sigue una jerarquía visual.

  • El mapa mental es una herramienta visual que ayuda a recordar información, ya que permite asociar conceptos entre sí, lo que facilita la memorización y la recuperación de la información.


Palabras clave Una técnica de estudio comúnmente utilizada es el uso de palabras clave. La idea detrás de esto es identificar las palabras esenciales en un texto y enfatizarlas para ayudar a recordar y comprender la información. Los pasos básicos para utilizar esta técnica son:

  1. Leer el texto y subrayar las palabras clave importantes.

  2. Escribir las palabras clave en una hoja de papel o en un archivo de computadora.

  3. Organizar las palabras clave en un orden lógico para facilitar la comprensión.

  4. Crear un resumen utilizando solo las palabras clave para recordar el contenido.

  5. Revisar las palabras clave y el resumen regularmente para reforzar su comprensión y memoria.

Es importante destacar que las palabras clave deben ser específicas, relevantes, y coherentes a la información que se busca recordar. Utilizando esta técnica, se puede recordar mejor la información y se puede comprender mejor el contexto en el cual se encuentra ubicada.

Los esquemas.


Otra técnica de estudio común es el uso de esquemas. Un esquema es una representación gráfica de la información, que ayuda a organizar y comprender la estructura del contenido. Algunos pasos básicos para utilizar esta técnica son:

  1. Leer el texto y subrayar las ideas principales y las relaciones entre ellas.

  2. Utilizar una herramienta de dibujo, como una hoja de papel o una aplicación de ordenador, para crear un esquema.

  3. Utilizar líneas, flechas y símbolos para mostrar las relaciones entre las ideas principales y los detalles secundarios.

  4. Añadir imágenes, diagramas, y gráficos para ayudar a ilustrar y reforzar las ideas principales.

  5. Revisar el esquema regularmente para reforzar la comprensión y memoria de la información.

Los esquemas son muy útiles para visualizar la información y para sintetizar conceptos complejos o voluminosos, tambien son utilizados para conectar información nueva con lo ya conocido. Esta técnica es especialmente útil para estudiar temas científicos, históricos y temas relacionados con estructuras jerárquicas.






Los resúmenes


Los resúmenes son una técnica de estudio útil para condensar y sintetizar información importante de un texto o una presentación. Pueden ayudar a los estudiantes a comprender y retener información de manera eficiente. Existen varias técnicas para crear resúmenes, algunas de las cuales incluyen:

  1. Subrayar o resaltar los puntos principales en el texto original.

  2. Crear un esquema o mapa conceptual que muestre las relaciones entre diferentes ideas del texto.

  3. Escribir una versión corta del texto, incluyendo solo los puntos principales y las ideas más importantes.

  4. Crear una lista de palabras clave o frases que resuman el contenido del texto.

  5. Crear un diario o cuaderno de resumen para ir registrando los puntos principales de cada texto o presentación estudiada.

Es importante asegurar que los resúmenes no pierdan el sentido principal y sean coherentes con el texto original. Además, se recomienda revisar los resúmenes varias veces a lo largo del proceso de estudio para asegurar que se retiene la información.


Uso de fichas


Una técnica de estudio común es el uso de fichas. Las fichas son una forma efectiva de organizar y recordar información, ya que permiten dividir la información en pequeñas porciones manejables y repasarla de manera eficiente. Los pasos básicos para utilizar esta técnica son:

  1. Leer el texto y subrayar las ideas principales y los detalles importantes.

  2. Crear una ficha por cada concepto o tema importante.

  3. Escribir el concepto o tema en la parte superior de la ficha y los detalles importantes debajo de él.

  4. Utilizar una variedad de colores y símbolos para identificar y destacar información importante.

  5. Revisar las fichas regularmente para reforzar la comprensión y memoria de la información.

Es posible crear diferentes tipos de fichas, como fichas de repaso, fichas de repaso de conceptos, fichas de repaso de vocabulario, entre otras. Ademas es recomendable tener un sistema de clasificacion y organizacion para facilitar el uso y acceso a las fichas. Esta técnica es especialmente útil para estudiar temas científicos, históricos y temas relacionados con estructuras jerárquicas.


Anotaciones en los márgenes.


Las anotaciones marginales son una técnica de estudio en la cual los estudiantes escriben notas, comentarios o reflexiones sobre el material que están leyendo o estudiando. Estas notas se escriben en los márgenes del texto o en un cuaderno separado. Algunas de las ventajas de utilizar anotaciones marginales incluyen:

  1. Ayudar a los estudiantes a comprender mejor el contenido del texto al añadir su propia perspectiva.

  2. Hacer conexiones entre el material estudiado y el conocimiento previo del estudiante.

  3. Ayudar a los estudiantes a recordar la información de manera más eficiente al relacionar la información con sus propias palabras.

  4. Proporcionar una herramienta para hacer reflexiones críticas sobre el material estudiado.

  5. Aumentar la participación activa y la comprensión durante la lectura

Algunas buenas prácticas en las anotaciones marginales son:

  • Elegir una convención de anotación personal y ser consistente con ella.

  • Utilizar abreviaciones y símbolos para ahorrar espacio.

  • Anotar tanto en el margen derecho y izquierdo del libro para evitar confusión y hacer un seguimiento de las anotaciones.

  • Revisar las anotaciones marginales varias veces a lo largo del proceso de estudio para asegurar que se retiene la información


Lista de conceptos


La técnica de estudio "Lista de conceptos" consiste en crear una lista de los conceptos clave o palabras importantes que aparecen en el material de estudio, con el fin de identificar los puntos fundamentales del mismo y ayudar a recordarlos. Es posible elaborar esta lista al comienzo o al final de la lectura, y también es útil repasarlos después de haber estudiado el material.


Puede ser también útil elaborar las definiciones de estos conceptos, o incluso hacer dibujos o esquemas para ayudar a visualizar mejor lo aprendido.


Esta técnica es útil para tomar notas de manera eficiente y organizada, ayuda a recordar los conceptos esenciales, y a fijar los conocimientos previos adquiridos.




Una vez conocidas algunas técnicas que te van a facilitar el estudio, pasamos a los Métodos de Estudio.


Dentro de los Métodos de estudio los más populares son los siguientes.


MÉTODOS DE ESTUDIO


Método de las iniciales o acrósticos


El método de las iniciales o acrósticos es una técnica de memoria utilizada para ayudar a recordar una lista de palabras o frases. La idea es que al crear una palabra o frase con las iniciales de las palabras o frases que se desea recordar, se crea una asociación mnemónica que ayuda a recordar la información.


Los pasos básicos para utilizar este método son los siguientes:

  1. Seleccione una lista de palabras o frases que desea recordar.

  2. Tome la primera letra de cada palabra o frase y colóquelas juntas para formar una nueva palabra o frase.

  3. Repita esta nueva palabra o frase varias veces para ayudar a fijar la información en su memoria.

  4. Repita el proceso de repaso de la nueva palabra o frase regularmente para mantener la información fresca en su mente.

Este método puede ser especialmente útil cuando se tiene que recordar una lista de palabras en un orden específico. Sin embargo es importante recordar que el método de las iniciales puede ser un poco limitado, ya que no proporciona una imagen o contexto para recordar la información y depende mucho de la capacidad del estudiante para asociar las iniciales.


El método de la cadena


El método de la cadena, también conocido como el método de la asociación, es una técnica de memorización que se basa en la idea de asociar nueva información con información ya conocida mediante la creación de imágenes mentales. Los pasos básicos del método de la cadena son los siguientes:

  1. Elige una lista de palabras o conceptos que deseas recordar.

  2. Crea una imagen mental para cada palabra o concepto que te ayude a recordarlo mejor.

  3. Asocia cada imagen mental con la palabra o concepto anterior, creando una cadena de imágenes mentales.

  4. Repite esta cadena de imágenes mentales varias veces para ayudar a fijar la información en tu memoria.

  5. Repite el proceso de repaso de la cadena de imágenes mentales regularmente para mantener la información fresca en tu mente.

Este método es eficaz ya que se basa en la asociación de conceptos utilizando imágenes mentales, el cerebro tiene una mejor capacidad para recordar imágenes que palabras o frases, se considera una técnica sencilla y efectiva para ayudar a la memoria a largo plazo. Sin embargo es importante recordar que requiere de una gran cantidad de imaginación y creatividad para poder crear las asociaciones. Es posible que no funcione para todas las personas o para todos los tipos de información. El método Cornell


Hay estudios que demuestran que el cerebro comienza a olvidar rápidamente lo que acaba de leer, en solo 20 segundos, esto puede ser desalentador para los estudiantes. Afortunadamente, tomar notas mientras se estudia es una manera eficaz de evitar esta pérdida de memoria. Si además, se aplica otra técnica educativa, como el método Cornell, se pueden maximizar los beneficios del estudio.


El método Cornell es un sistema de estudio desarrollado en la Universidad de Cornell en la década de 1950. Se basa en la creación de resúmenes de apuntes a mano, dividiendo la página en tres secciones: notas, preguntas y resumen. La idea detrás de este método es que al escribir las notas a mano, se fomenta la retención y comprensión del material. Además, el proceso de formular preguntas y resumir el contenido ayuda a asegurar que se está comprendiendo de manera adecuada lo que se está aprendiendo. El método Cornell se considera una técnica efectiva para el estudio y la preparación para exámenes.



Método LOCI


El método LOCI es una técnica de memoria basada en la asociación de conceptos. LOCI es un acrónimo que se refiere a "Lugar, Objeto, Característica e Imaginación". La idea es que para recordar algo, se asocie con un lugar conocido, un objeto específico, una característica única, o una imagen imaginaria. El método se divide en dos partes: primero, se identifica un lugar conocido, como una casa o una oficina, y luego se asocian los elementos que se quieren recordar con elementos dentro de ese lugar. Por ejemplo, para recordar una lista de compras, se podría asociar un producto con cada habitación de una casa, así se visualizaría en la cocina el aceite, en el baño la pasta de dientes, etc. La segunda parte es más creativa, se asocian los elementos a recordar con imágenes imaginarias, una técnica conocida como la técnica de la asociación imaginaria. Se imagina una escena en la que los objetos se relacionan entre sí de alguna manera.


La combinación de la asociación de un lugar conocido, objeto, característica, y la imaginación, ayuda a crear una conexión más profunda en la mente y a recordar mejor el contenido.


Método Pomodoro


La técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que se basa en trabajar en intervalos de tiempo cortos, seguidos por breves descansos. El tiempo recomendado para cada sesión de trabajo es de 25 minutos, a los cuales se les llama "pomodoros" en honor al reloj de cocina (tomado de la forma de la fruta de una planta de tomate) en el que se originó la técnica. Después de cada pomodoro se toma un descanso corto de 5 minutos. Luego de 4 pomodoros se toma un descanso más largo de 15 minutos.


La técnica Pomodoro se basa en la idea de que trabajar en sesiones de trabajo cortas y regulares ayuda a mantener la concentración y a evitar la fatiga mental, mejorando la eficiencia y productividad. También ayuda a dividir una tarea grande en varias partes más manejables. Además, la técnica recomienda llevar un registro de las tareas realizadas, lo que ayuda a tener una mejor idea de cómo se está gastando el tiempo. Es una técnica muy popular entre estudiantes y profesionales para mejorar su productividad, ya que permite organizar el trabajo en bloques y así aprovechar al máximo el tiempo disponible y evitar distracciones.


El proceso de la técnica Pomodoro consiste en las siguientes etapas:

  1. Selección de la tarea a realizar

  2. Configurar un temporizador a 25 minutos (el tiempo recomendado para un pomodoro)

  3. Trabajar en la tarea seleccionada durante el tiempo establecido.

  4. Tomar un descanso corto de 5 minutos después de cada pomodoro

  5. Tomar un descanso más largo de 15 minutos después de 4 pomodoros.

  6. Repetir el proceso hasta completar la tarea




Método SQ3R


El método SQ3R es un método de estudio diseñado para ayudar a las personas a comprender y recordar mejor el material de lectura. SQ3R es un acrónimo que se refiere a las cinco etapas del método: Surveying, Questioning, Reading, Reciting y Reviewing. El objetivo es ayudar a los estudiantes a involucrarse activamente con el material y a desarrollar una comprensión más profunda y duradera del mismo.