top of page

Sabes que pasos debes seguir para hacer un buen resumen de tu temario de Oposiciones? Te lo contamos


Prepararse para unas oposiciones puede implicar comprender y memorizar una gran cantidad de información. A menudo, puede ser difícil saber cómo empezar a resumir el material, qué es lo esencial y cómo hacerlo de manera efectiva. Para ayudarte a simplificar este proceso, aquí te presentamos unos pasos a seguir para hacer resúmenes de manera eficiente:


Los resúmenes son una herramienta útil para repasar un tema de manera rápida y eficiente. Por lo general, ocupan una o dos páginas, mucho menos que el total del temario, y sirven para tener una visión general de los conceptos clave. A medida que se acerca la fecha del examen, es importante planificar adecuadamente el tiempo y aprovecharlo al máximo. En estos casos, muchas veces resulta más efectivo estudiar directamente del resumen, ya que te permite repasar el material de manera más rápida. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el resumen no debe ser utilizado como única herramienta de estudio. También es importante leer y comprender el temario de manera detenida y hacer ejercicios y pruebas para poner a prueba tus conocimientos. De esta manera, podrás estar más preparado para el examen y sentirte más seguro de tus conocimientos.


Para hacer un buen resumen puede servirte seguir estos pasos.


Empieza leyendo el tema completo y luego escribe las ideas más importantes en un folio sin volver a leer el tema. Al hacerlo de esta manera, estarás forzándote a recordar y comprender los conceptos clave por ti mismo, en lugar de simplemente copiar fragmentos del temario. Debes tener en cuenta que este proceso puede ser difícil al principio y que es normal que te cueste recordar todos los detalles importantes. Puede ser útil hacer varias pasadas por el temario y resumirlo varias veces para ir afinando tu técnica y asegurarte de que has captado todos los conceptos clave.


Luego vuelve a leer el tema detenidamente y utiliza subrayadores de colores para diferenciar entre los conceptos clave y los detalles secundarios. Al utilizar subrayadores de colores, podrás visualizar rápidamente qué partes del temario son más importantes y cuáles son menos relevantes.


El número de palabras en el que debes resumir un tema dependerá de tus necesidades y del propósito de tu resumen. En general, se recomienda que un resumen sea breve y conciso, por lo que se suele recomendar utilizar un tercio del número de palabras del texto original. Sin embargo, también es importante asegurarse de que el resumen incluya todos los conceptos clave y no deje fuera ningún detalle importante. Por lo tanto, es posible que necesites utilizar más o menos palabras dependiendo de la complejidad del tema y de la cantidad de información que deba incluirse. En general, lo más importante es que el resumen sea claro y conciso y que capte los conceptos clave del tema de manera precisa y comprensible. Si te esfuerzas por hacerlo de esta manera, podrás asegurarte de que estás resumiendo efectivamente el temario de oposiciones sin perder ningún detalle importante.


Una vez hemos leído bien el tema, hemos subrayado y sabemos la extensión, empezamos a resumir propiamente. Es importante que al resumir un temario de oposiciones conozcas el tema con tus propias palabras. Esto significa que debes comprender los conceptos clave y poder explicarlos de manera clara y concisa utilizando tus propias palabras.


Resumir un temario no se trata simplemente de copiar y pegar fragmentos del mismo. Se trata de entender los conceptos clave y expresarlos de forma clara y concisa utilizando tus propias palabras. Al hacerlo de esta manera, podrás asegurarte de que has comprendido realmente el temario y de que estás preparado para responder preguntas sobre el mismo en las oposiciones.


Además, es importante que te asegures de que tu resumen es preciso y está actualizado con la información más reciente. Si utilizas términos o conceptos que no están correctamente definidos o que no están al día, puede afectar negativamente a tu comprensión del temario y a tu capacidad para responder preguntas sobre el mismo.


Es posible que al resumir un temario de oposiciones te des cuenta de que has sobrepasado la extensión que habías estimado. Esto puede deberse a que hayas incluido demasiados detalles o a que hayas tenido dificultades para reducir el texto original a una extensión más breve. Si te encuentras en esta situación, puedes seguir estos pasos para reducir tu resumen a la extensión deseada:

  1. Revisa tu resumen y elimina los detalles secundarios o irrelevantes: Si has incluido demasiados detalles en tu resumen, es posible que puedas eliminar algunos de ellos sin afectar a la comprensión del tema.

  2. Utiliza frases cortas y concisas: Trata de utilizar frases cortas y concisas en lugar de frases largas y complejas. De esta manera, podrás reducir la extensión de tu resumen sin sacrificar la claridad y la precisión.

  3. Utiliza abreviaturas: Si hay términos o frases que se utilizan con frecuencia en tu resumen, puedes utilizar abreviaturas para reducir la extensión del mismo. Sin embargo, asegúrate de que las abreviaturas que utilizas son comunes y están ampliamente aceptadas.

  4. Repasa tu resumen y elimina redundancias: Si has incluido información que se repite en varias partes de tu resumen, es posible que puedas eliminar algunas de las repeticiones para reducir la extensión del mismo.

Si te bloqueas haciendo el resumen del tema, te recomiendo te tomes un descanso. Es importante que tomes descansos regulares al resumir un temario de oposiciones. Estudiar durante períodos prolongados de tiempo puede ser agotador y puede dificultar tu capacidad para concentrarte y comprender la información. Por lo tanto, es importante que tomes descansos regulares para descansar y recargar tus baterías.

Si te encuentras bloqueado al intentar resumir un tema, es posible que necesites tomar un descanso y volver a él más tarde. Durante tu descanso, puedes hacer ejercicio físico, salir a caminar o hacer alguna actividad que te ayude a relajarte y a despejar la mente. De esta manera, podrás mantener tu energía y tu concentración y aprovechar al máximo tu tiempo de estudio.


Finalmente puedes hacer un esquema de todo lo resumido en una cara. Una vez hayas terminado de resumir el temario de oposiciones, puedes hacer un esquema de todo lo resumido en una cara. Un esquema es una herramienta visual que te permite organizar y resumir la información de manera clara y concisa. Al hacer un esquema de todo lo que has resumido, podrás tener una visión general del temario y ver las relaciones entre los diferentes conceptos. Para hacer un esquema, puedes utilizar una herramienta digital o un papel y lápiz. En cualquier caso, debes seguir estos pasos:

  1. Identifica los conceptos clave: Revisa tus resúmenes y destaca los conceptos clave y las ideas principales.

  2. Organiza los conceptos clave: Coloca los conceptos clave en un orden lógico y utiliza líneas o flechas para mostrar cómo están relacionados entre sí.

  3. Escribe un título para el esquema: El título debe reflejar el contenido del temario y ser breve y conciso.

  4. Revisa y corrige el esquema: Una vez hayas terminado de hacer el esquema, debes revisarlo y asegurarte de que sea claro y comprensible. Corrige cualquier error o imprecisión que encuentres.

Es importante tener en cuenta que un esquema no debe ser demasiado detallado ni incluir demasiada información. Se trata de un resumen visual de los conceptos clave y de cómo están relacionados entre sí. Por lo tanto, debes tratar de ser conciso y evitar incluir detalles secundarios o irrelevantes.


Hacer un buen resumen tiene muchos beneficios, entre ellos:

  1. Ahorra tiempo: Un resumen es mucho más breve que el texto original, lo que te permite repasar el material de manera más rápida.

  2. Ayuda a comprender mejor el material: Al leer y escribir el resumen en tus propias palabras, estás repasando el material y a la vez tratando de comprenderlo mejor.

  3. Facilita el repaso: Al tener un resumen del temario, podrás repasar de manera más efectiva y centrar tu atención en los conceptos clave.

  4. Mejora la memoria: Al hacer un resumen, estás obligando a tu cerebro a recordar y organizar la información, lo que puede mejorar tu memoria a largo plazo.

  5. Te ayuda a identificar lo importante: Al hacer un resumen, debes seleccionar solo los conceptos clave y dejar de lado los detalles secundarios o irrelevantes. Esto te ayudará a identificar lo que realmente es importante para el examen.





407 visualizaciones0 comentarios
bottom of page