top of page

Citas célebres de Francesco Tonucci para añadir a tus temarios o programaciones de Oposiciones.


En el mundo de la educación, es importante contar con referentes que nos inspiren y nos guíen en nuestro camino como docentes. Uno de estos referentes es Francesco Tonucci, un pedagogo italiano que ha dejado una huella importante en el ámbito de la educación infantil.


En este artículo, te presento algunas de las citas más destacadas de Tonucci, que podrás utilizar para enriquecer tus temarios o programaciones de oposiciones en educación infantil.


"El niño es el protagonista de su propio aprendizaje".


Esta cita resume uno de los principales principios pedagógicos de Tonucci: la importancia de poner al niño en el centro del proceso educativo. Para Tonucci, el aprendizaje debe ser un proceso activo y participativo, en el que el niño tenga un papel protagonista y pueda explorar y descubrir por sí mismo.


"La escuela debe ser un lugar donde los niños quieran estar".


Esta frase refleja la importancia que Tonucci otorga al ambiente escolar y a la relación entre los niños y el entorno educativo. Para él, la escuela debe ser un lugar atractivo y acogedor, donde los niños se sientan cómodos y motivados para aprender.


"La creatividad es la capacidad de hacer cosas nuevas con lo que ya existe".


Con esta cita, Tonucci destaca la importancia de la creatividad en el proceso educativo. Para él, la creatividad no es algo mágico o innato, sino que se trata de una habilidad que se puede desarrollar y fomentar a través de la exploración y la experimentación.


"La educación no es un proceso lineal, sino una red de relaciones".


Esta frase refleja la visión sistémica y relacional que Tonucci tiene de la educación. Para él, el proceso educativo no se limita al aula o al profesor, sino que está compuesto por una red de relaciones entre los niños, los padres, los profesores y el entorno social.


"La evaluación no puede ser una medida del fracaso, sino una herramienta para mejorar".


Con esta cita, Tonucci destaca la importancia de una evaluación formativa y orientada al aprendizaje. Para él, la evaluación no debe ser vista como una medida del fracaso o del éxito, sino como una herramienta para identificar fortalezas y debilidades y mejorar el proceso educativo.


"Los maestros deberían aprovechar los momentos de libertad y juego de los chicos para observarlos, ver los aspectos de su carácter y las actitudes que normalmente en clase no se revelan. (...) no para usarlas contra ellos, sino para conocerlos más".


Esta cita de Francesco Tonucci destaca la importancia de que los maestros observen a sus alumnos durante los momentos de juego y libertad, con el fin de descubrir aspectos de su personalidad que no se manifiestan en el aula. Tonucci sugiere que esta observación no debe ser utilizada en contra de los niños, sino más bien como una herramienta para conocerlos mejor y adaptar la enseñanza a sus necesidades individuales.



"Los chicos tienen que llegar a la escuela con los bolsillos llenos, no vacíos, y sacar sus conocimientos para trabajarlos en el aula".


El trabajo empieza dando la palabra a los niños. Primero se mueve el niño; recién después el maestro. El maestro tiene que conocer lo que saben los niños antes de actuar, porque si se procede antes, seguro hace daño. (...) Si fueran escuchados, los niños podrían llevar a la escuela su propio pensamiento. Lo normal es que un niño que tiene una inteligencia práctica, hábil con las manos y que puede desarmar un motor, para la escuela no vale nada. Vale sólo si sabe elaborar lógicamente datos. Esa clasificación no tiene sentido. Esa actitud selectiva, de que hay pocos lenguajes importantes y de que los demás no valen nada, conducen al niño al fracaso".


"La escuela debe ser capaz de leer la realidad concreta que rodea al niño. La geografía es la de su barrio; la historia, la de su familia".


Esta cita de Francesco Tonucci pone de manifiesto la importancia de que la escuela tenga en cuenta la realidad concreta que rodea al niño. Tonucci sugiere que la geografía y la historia que se enseñan en la escuela deben estar relacionadas con el entorno inmediato del niño, es decir, su barrio y su familia. Este enfoque pedagógico tiene como objetivo hacer que el aprendizaje sea más significativo y relevante para los niños. Al relacionar los conceptos abstractos que se enseñan en la escuela con la realidad concreta del niño, se puede fomentar su interés y motivación por el aprendizaje.


"El nacimiento de las democracias occidentales y el desarrollo industrial exigen de la escuela una formación elemental, una alfabetización masiva. Lo exigen porque, si la democracia significa gestión popular del poder, cada ciudadano podrá participar en ella en la medida en que se disponga de instrumentos para informarse, expresarse, discutir".


En esta cita, Francesco Tonucci destaca la importancia de que la escuela proporcione una formación elemental y una alfabetización masiva para garantizar la participación efectiva de los ciudadanos en la democracia. Tonucci argumenta que la gestión popular del poder en una democracia requiere que los ciudadanos tengan acceso a herramientas para informarse, expresarse y discutir.


En este sentido, la escuela tiene un papel fundamental en proporcionar a los niños las habilidades y conocimientos necesarios para participar activamente en la sociedad. La alfabetización, la educación cívica y la formación en habilidades sociales son algunos de los elementos clave que pueden ayudar a los niños a convertirse en ciudadanos activos y responsables.





"La escuela no cambia, continúa siendo de complemento, permanece la selección aunque desplazada hacia los niveles superiores, los institutos, las universidades y el trabajo; sube el porcentaje de analfabetismo funcional, es decir, el número de los que nunca utilizan los instrumentos culturales más elementales propuestos por la escuela: la lectura y la escritura".


Francesco Tonucci señala que a pesar de los avances en el sistema educativo, la escuela sigue siendo un complemento y la selección persiste, aunque se desplace hacia niveles superiores como los institutos, las universidades y el trabajo. Además, Tonucci destaca que el porcentaje de analfabetismo funcional está aumentando, lo que significa que un número creciente de personas no utiliza las habilidades básicas de lectura y escritura que se enseñan en la escuela.


Esta cita sugiere que hay una brecha entre lo que se enseña en la escuela y lo que se necesita en la vida cotidiana y en el mundo laboral. Tonucci defiende la idea de que la escuela debería estar más enfocada en enseñar habilidades prácticas y relevantes para la vida real, en lugar de enfocarse únicamente en la teoría y la selección.


"Una escuela que quiera ser realmente una escuela de todos y para todos, debe preocuparse por ofrecer a todo el mundo aquellas bases, aquellas motivaciones, aquellos modelos culturales imprescindibles para construirse un patrimonio de conocimientos, de habilidades, de competencias"


Francesco Tonucci destaca la importancia de que la escuela sea inclusiva y se preocupe por ofrecer a todos los estudiantes las bases, motivaciones y modelos culturales necesarios para construir un patrimonio de conocimientos, habilidades y competencias.


Tonucci defiende la idea de que la educación debería ser accesible para todos, independientemente de su origen socioeconómico o cultural. Esto significa que la escuela debería estar diseñada para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes, proporcionando las herramientas y recursos necesarios para que puedan alcanzar su máximo potencial.


Paradójicamente, podríamos afirmar que tiene éxito en la escuela los que no la necesitan. La escuela, que debería contribuir a introducir la igualdad entre los ciudadanos, por el contrario alimenta las diferencias".


"En la institución escolar no ha cambiado nada porque se ha dejado completamente al margen de este proceso de transformación a los profesores".


En esta cita, se destaca que la institución escolar no ha experimentado cambios significativos porque se ha dejado por completo a los profesores al margen del proceso de transformación. Tonucci sugiere que los profesores deberían ser considerados como agentes de cambio en la educación, y deberían ser capacitados y apoyados para implementar nuevas prácticas pedagógicas.


Esta cita sugiere que el sistema educativo necesita evolucionar para satisfacer las necesidades cambiantes de la sociedad, y que los profesores tienen un papel fundamental en este proceso. Los profesores son los encargados de impartir la educación a los estudiantes, y es importante que estén preparados para hacer frente a los desafíos del mundo actual.


"Nuestra escuela hoy vive prácticamente en la "ilegalidad", en la incapacidad de aplicar sus propias normativas y con el temor de que aparezcan otras nuevas, aún más avanzadas".


Tonucci destaca que la escuela se encuentra en una situación de "ilegalidad", lo que significa que no puede aplicar sus propias normativas y tiene miedo de que aparezcan nuevas normativas aún más avanzadas. Tonucci sugiere que esto se debe a la falta de flexibilidad del sistema educativo y a la falta de adaptación a las necesidades cambiantes de la sociedad.


Esta cita sugiere que la escuela necesita evolucionar para satisfacer las necesidades cambiantes de la sociedad. La educación debería estar más enfocada en enseñar habilidades prácticas y relevantes para la vida real, y no solo en la teoría y la selección. Además, el sistema educativo debería ser más flexible y adaptable para permitir que los profesores y los estudiantes puedan innovar y experimentar con nuevas prácticas pedagógicas.





"Un proyecto que mire hacia el futuro, hacia el siglo XXI, debería examinar tres aspectos: a) El papel de la escuela y su relación con la realidad del exterior; b) El método escolar: relación enseñanza-aprendizaje; c) El docente: su función y su formación".


Esto significa que cualquier proyecto educativo que mire hacia el futuro debería examinar tres aspectos clave: el papel de la escuela y su relación con la realidad del exterior, el método escolar y la relación enseñanza-aprendizaje, y la función y formación del docente.


Tonucci sugiere que la escuela debería estar más enfocada en enseñar habilidades prácticas y relevantes para la vida real, y debería tener una relación más estrecha con la realidad del exterior. Además, el método escolar debería ser más interactivo y centrado en el estudiante, permitiendo que los estudiantes participen activamente en su propio proceso de aprendizaje. Finalmente, Tonucci destaca la importancia de que los docentes tengan una función clara y estén bien formados para enfrentar los desafíos del mundo actual.


"El profesor no es el saber sino el mediador del saber".


El papel del profesor no es ser el saber en sí mismo, sino más bien ser el mediador del saber. Tonucci sugiere que el profesor debería estar más enfocado en facilitar el aprendizaje de los estudiantes, en lugar de ser la única fuente de conocimiento.


Esta cita sugiere que el sistema educativo necesita evolucionar para satisfacer las necesidades cambiantes de la sociedad. La educación debería estar más enfocada en enseñar habilidades prácticas y relevantes para la vida real, y el método escolar debería ser más interactivo y centrado en el estudiante. Además, es importante que los profesores estén bien preparados para enfrentar los desafíos del mundo actual y sean capaces de actuar como mediadores del saber.


"La escuela disfruta de la diversidad. Los puntos de vista distintos constituyen el motor indispensable de la acción educativa: ponen de manifiesto contrastes o contradicciones, solicitan comparaciones progresivas y profundizaciones posteriores".


La diversidad es un elemento esencial para la educación en la escuela. Tonucci sugiere que los puntos de vista distintos son necesarios para poner de manifiesto contrastes o contradicciones, y para solicitar comparaciones progresivas y profundizaciones posteriores.


Esta cita sugiere que la escuela debe ser un lugar donde se fomente la diversidad y se celebre la diferencia. Los estudiantes deberían tener la oportunidad de expresar sus puntos de vista y compartir sus experiencias, y los profesores deberían estar abiertos a escuchar y aprender de ellos. Además, la diversidad debería ser vista como un motor para el aprendizaje, ya que puede llevar a una mayor comprensión y profundización del conocimiento.



En conclusión, las citas de Francesco Tonucci son una fuente valiosa de inspiración y reflexión para los docentes de educación infantil. Si estás preparando tus temarios o programaciones para oposiciones, no dudes en incluir algunas de estas citas para enriquecer tu visión pedagógica y transmitir a tus alumnos una educación más humana y centrada en sus necesidades.


Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y si nos permites te recomendamos nuestros materiales de Oposiciones. Si estás opositando a maestr@ de Infantil, te ofrecemos un material de primera calidad, actualizado a la normativa vigente (LOMLOE y RD 95/2022 de Infantil). Nuestro material incluye: 25 temas originales y audio-narrados, programaciones y unidades didácticas innovadoras, situaciones de aprendizaje y casos prácticos resueltos, y consejos y orientaciones para superar las pruebas con éxito. Haz clic en la imagen y accede a todo nuestro contenido. ¡Te ayudamos a conseguir tu plaza!








10.260 visualizaciones0 comentarios
bottom of page