top of page

La Importancia Vital de la Justificación de la Programación Didáctica en las Oposiciones docentes.



La justificación de la programación didáctica infantil o primaria es un proceso que implica explicar y argumentar por qué se han elegido determinados objetivos, competencias, metodologías, estrategias de enseñanza, etc, para un grupo de estudiantes en particular. Esto es importante ya que la programación didáctica es una herramienta clave para orientar y planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje de manera efectiva y coherente con los objetivos educativos que se persiguen.


¿Qué es la justificación de la programación didáctica?


En la justificación de una programación didáctica, ya sea para la educación primaria o para la educación infantil, se explican y argumentan las razones que han llevado a elegir ciertos objetivos, competencias, metodologías y estrategias de enseñanza en lugar de otras. Esto significa que en la justificación de la programación didáctica se debe defender por qué se ha diseñado el proyecto de cierta manera y no de otra, y se deben justificar las decisiones tomadas en relación a la planificación de la enseñanza.


La justificación de una programación didáctica, tanto para la educación infantil como para la educación primaria, debe presentar argumentos sólidos y coherentes que expliquen por qué es necesario llevar a cabo un proyecto de enseñanza como el que se está proponiendo. Esto significa que en la justificación de la programación didáctica se deben presentar razones que demuestren la utilidad y la relevancia del proyecto, tanto desde el punto de vista de las normativas y recursos legales aplicables, como desde el punto de vista de su impacto y beneficio en el proceso de aprendizaje de los estudiantes.


La justificación de una programación didáctica suele ir al comienzo del documento, y por lo tanto está estrechamente relacionada con la introducción y la contextualización del proyecto. En consecuencia, para justificar una programación didáctica es necesario también hacer referencia a las características y necesidades del alumnado y del centro educativo donde se llevará a cabo la enseñanza. Esta información es importante porque permite adaptar la programación a las necesidades y características de los estudiantes y del centro, y garantizar que la enseñanza sea coherente y efectiva.


También puede ser clave para preparar su defensa ante un tribunal evaluador. En este caso, la justificación del proyecto resulta la instancia ideal para dejar establecidos los argumentos que se utilizarán para defender las decisiones tomadas en relación a los objetivos, metodologías y estrategias de enseñanza elegidos.


¿Por qué Justificar tu Programación Didáctica es Esencial?


La justificación de la programación didáctica es como el alma de tu plan de enseñanza. Aquí es donde demuestras que tus elecciones y enfoques están respaldados por una base sólida. Al hacerlo, muestras a los evaluadores que eres un educador reflexivo y que comprendes la teoría pedagógica detrás de tus acciones. Veamos por qué es esencial:


1. Claridad de Objetivos:


La justificación te permite explicar por qué has seleccionado ciertos objetivos de aprendizaje. ¿Cómo contribuirán estos objetivos al desarrollo de los niños? ¿Cómo se relacionan con el currículo y las necesidades específicas de tus alumnos?


2. Fundamentación Teórica:


Este es tu espacio para mostrar tu conocimiento en pedagogía. ¿Por qué has elegido una estrategia en particular? ¿Cómo se alinea con teorías educativas reconocidas? Al respaldar tus decisiones con teoría sólida, demuestras tu compromiso con la formación profesional continua.


3. Adaptación a las Diversidades:


Cada grupo de estudiantes es único, y la justificación te permite explicar cómo planeas abordar las diversas necesidades de tu clase. ¿Cómo adaptarás tu enfoque para incluir a todos los niños, independientemente de sus diferencias?


Como puedes ver, la justificación de la programación didáctica no es solo un requisito formal o un trámite burocrático, sino que tiene una serie de beneficios que pueden marcar la diferencia entre conseguir o no la plaza. Algunos de estos beneficios son:


  • Aumenta tu confianza: al justificar tu programación didáctica, te das cuenta de que tu propuesta tiene sentido, de que está bien fundamentada y de que es válida. Esto te ayuda a sentirte más seguro de ti mismo, a afrontar la exposición oral con más tranquilidad y a transmitir al tribunal una mayor credibilidad y profesionalidad.

  • Mejora tu comunicación: al justificar tu programación didáctica, estructuras tu discurso, seleccionas la información relevante, utilizas un lenguaje adecuado y empleas recursos retóricos. Esto te permite comunicarte de forma más eficaz, captar la atención del tribunal, generar interés y empatía, y persuadir al tribunal de las bondades de tu propuesta.

  • Destaca tu competencia: al justificar tu programación didáctica, demuestras que conoces el currículo, la legislación, la metodología, la innovación y la evaluación de la educación infantil. Esto te permite mostrar tu competencia como docente, tu capacidad para planificar, desarrollar y evaluar el proceso de enseñanza-aprendizaje, y tu idoneidad para ocupar la plaza.

  • Diferencia tu propuesta: al justificar tu programación didáctica, resaltas los aspectos que hacen única, original y diferente tu propuesta educativa. Esto te permite diferenciarte del resto de opositores, aportar valor añadido a tu programación didáctica, y sorprender al tribunal con una propuesta innovadora, creativa y personalizada.



¿Cómo hacer una buena justificación de la programación didáctica?


Conveniente comenzar por establecer la relevancia y la importancia de las programaciones en general. Esto se puede hacer a partir de la normativa y el currículo vigentes, que establecen las bases y los objetivos del sistema educativo y las competencias que se deben desarrollar en cada nivel y etapa educativa.


De esta manera, se puede demostrar la relevancia de la programación didáctica y su papel en el proceso de enseñanza y aprendizaje, y se puede situar el proyecto en el contexto del sistema educativo y las expectativas que se tienen en relación a la enseñanza.


Una vez que se ha establecido la relevancia y la importancia de las programaciones en general, es posible enmarcar el proyecto dentro de las normas estatales y justificarlo desde su adecuación a la normativa. Puedes apoyarte en el contexto educativo. Por ejemplo, los métodos y actividades a implementar dependen más del entorno y de los alumnos a los que va dirigida que del objetivo que de la propia normativa.


Es importante también considerar qué aportes puede realizar el proyecto a través de la enseñanza que se lleva a cabo. En otras palabras, es necesario plantearse qué valores formativos o sociales permite ofrecer a los estudiantes a través de la programación didáctica. Además, el proyecto también puede presuponer alguna innovación, especialmente en términos de metodología. En este caso, la justificación de la programación didáctica también puede basarse en la propuesta misma y en los aportes que esta puede realizar en términos de innovación y mejora del proceso de enseñanza y aprendizaje.


La clave de una buena programación didáctica es que tenga un sentido y un fin concreto, es decir, que tenga un objetivo general que surja de las características del centro educativo y de las necesidades y demandas del grupo de estudiantes a los que va dirigida. En este sentido, es importante que la programación didáctica trate de responder a una problemática latente en el centro y que sea una respuesta efectiva a las necesidades y demandas del grupo de estudiantes


Es fundamental contextualizar adecuadamente las programaciones didácticas, ya que esto es lo que las hace únicas y diferentes. Es importante tener en cuenta que las convocatorias de las diferentes comunidades autónomas dejan muy claro que la programación que se presenta debe ser personal y única, es decir, no puede estar copiada de ningún otro lugar.





¿Qué errores hay que evitar en la justificación de la programación didáctica?


La justificación de la programación didáctica es una parte clave de tu exposición oral, pero también puede ser una fuente de errores que te resten puntos o te hagan perder la plaza. Por eso, debes evitar cometer los siguientes errores:


  • No justificar tu programación didáctica: puede parecer obvio, pero hay opositores que se limitan a describir su programación didáctica sin explicar por qué la han elegido o qué la sustenta. Esto es un grave error, ya que el tribunal no podrá valorar la coherencia, la adecuación, la innovación o la eficacia de tu propuesta.

  • Justificar tu programación didáctica de forma superficial o genérica: otro error frecuente es justificar tu programación didáctica de forma muy breve o muy vaga, sin entrar en detalles ni profundizar en los aspectos clave. Esto puede dar la impresión de que no conoces bien tu propuesta, de que no tienes argumentos sólidos o de que no te has preparado bien la exposición.

  • Justificar tu programación didáctica de forma inconsistente o contradictoria: un error aún más grave es justificar tu programación didáctica de forma que no se ajuste a lo que has plasmado en tu documento escrito o a lo que vas a mostrar en tu exposición. Esto puede generar confusión, desconfianza o rechazo en el tribunal, que puede pensar que no tienes una propuesta clara o que estás improvisando.

  • Justificar tu programación didáctica de forma inadecuada o irrelevante: otro error que debes evitar es justificar tu programación didáctica de forma que no se adapte al nivel, al ciclo o al área de infantil que te corresponda, o que no tenga en cuenta el contexto, los objetivos, la metodología, la innovación o la eficacia de tu propuesta. Esto puede hacer que el tribunal considere que tu propuesta no es pertinente, no es realista o no es viable.

  • Justificar tu programación didáctica de forma aburrida o monótona: otro error que puede perjudicarte es justificar tu programación didáctica de forma que no capte la atención ni el interés del tribunal, que puede estar cansado o saturado de escuchar muchas exposiciones similares. Esto puede hacer que el tribunal desconecte, se distraiga o se aburra con tu propuesta. Para evitarlo, debes tratar de hacer tu justificación de la programación didáctica lo más atractiva y dinámica posible, utilizando recursos como: frases impactantes, anécdotas, citas, preguntas retóricas, ejemplos, imágenes, gráficos, etc.


Para terminar os comparto un ejemplo de justificación de una programación para Educación Infantil.



La justificación de la programación didáctica en las oposiciones docentes es un aspecto de vital importancia en el campo de la educación. Este proceso no solo permite a los aspirantes demostrar su capacidad para planificar y ejecutar efectivamente la enseñanza, sino que también garantiza que el sistema educativo esté compuesto por profesionales comprometidos y capacitados. La elaboración de una programación didáctica sólida implica la reflexión profunda sobre los objetivos de aprendizaje, las estrategias pedagógicas y la evaluación, lo que a su vez contribuye a mejorar la calidad de la educación que se brinda a los estudiantes. Además, este enfoque fomenta la innovación, la adaptación a las necesidades cambiantes de la sociedad y la promoción de un aprendizaje significativo. En última instancia, la justificación de la programación didáctica en las oposiciones docentes no solo beneficia a los candidatos en su búsqueda de empleo, sino que también enriquece el sistema educativo en su conjunto, proporcionando a los estudiantes una experiencia educativa de mayor calidad y relevancia.


Recuerda que la justificación de la programación didáctica es tu oportunidad de brillar, de conectar con el tribunal, de mostrar tu personalidad y tu pasión por la enseñanza, y de conseguir la plaza que deseas. Así que no la desaproveches, y prepárala con todo el cuidado y el cariño que puedas.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y si nos permites te recomendamos nuestros materiales de Oposiciones. Si estás opositando a maestr@ de Infantil, te ofrecemos un material de primera calidad, actualizado a la normativa vigente (LOMLOE y RD 95/2022 de Infantil). Nuestro material incluye: 25 temas originales y audio-narrados, programaciones y unidades didácticas innovadoras, situaciones de aprendizaje y casos prácticos resueltos, y consejos y orientaciones para superar las pruebas con éxito. Haz clic en la imagen y accede a todo nuestro contenido. ¡Te ayudamos a conseguir tu plaza!



2709 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page