top of page

Entrevista a una maestra que sacó plaza en la convocatoria anterior de las Oposiciones de Infantil.



En el competitivo mundo de las oposiciones, cada historia de éxito sirve como una fuente de inspiración y aprendizaje para los aspirantes. Hoy, tenemos el placer de presentar una entrevista exclusiva con una opositora exitosa de Educación Infantil que ha conseguido su plaza. A través de esta conversación, exploramos su viaje, lleno de desafíos, alegrías, momentos de bajón y, finalmente, triunfo. Ella comparte generosamente sus experiencias y consejos, proporcionando una valiosa perspectiva para todos aquellos que se embarcan en el camino de las oposiciones. Acompáñanos en esta inspiradora conversación y descubre lo que se necesita para tener éxito en las oposiciones.


Entrevistador: ¡Hola! En primer lugar, ¡felicidades por conseguir la plaza! ¿Podrías contarnos un poco sobre el proceso de preparación? Opositora: ¡Hola! Gracias. Sí, el proceso de preparación fue realmente intenso. Pasé innumerables horas estudiando y preparándome para los exámenes. Cada día, me sumergía en una variedad de temas, desde la psicología del desarrollo infantil hasta las metodologías de enseñanza más efectivas. Además, tuve que familiarizarme con una amplia gama de legislaciones y regulaciones educativas. Esto implicaba leer y comprender textos legales, algo que era nuevo para mí. También tuve que aprender a aplicar estos conocimientos en situaciones prácticas, lo cual fue un desafío en sí mismo. La preparación de los exámenes también fue una tarea ardua. Practicaba con exámenes de años anteriores y buscaba constantemente formas de mejorar mis respuestas. Esto me ayudó a entender mejor lo que se esperaba de mí en el examen real. Como "queja" creo que en la carrera de magisterio no te preparan para la realidad de lo que es un examen de oposición, quizás se echa de menos que en la carrera me hubiesen explicado cómo es un poco este mundo.



Entrevistador: ¿Cómo manejaste tus emociones durante este tiempo? ¿Hubo momentos de alegría y momentos de bajón? Opositora: Sí, definitivamente hubo altibajos. Había días en los que me sentía muy optimista, especialmente cuando lograba entender un tema del temario complicado (sobre todo los de legislación) o cuando avanzaba en la confección de mi programación. Esos momentos de alegría me daban la energía y la motivación para seguir adelante. Pero también hubo momentos en los que me sentía abrumada por la magnitud de lo que estaba tratando de lograr. Había días en los que la cantidad de material que tenía que estudiar parecía insuperable, y momentos en los que dudaba de mi capacidad para pasar las oposiciones. Durante esos momentos de bajón, a menudo me sentía ansiosa y estresada. Sin embargo, siempre intenté mantener una actitud positiva. Me recordaba a mí misma por qué estaba haciendo esto: para tener la oportunidad de marcar una diferencia en la vida de los niños como maestra. Esa meta siempre ha sido mi mayor motivación. Además, desarrollé algunas estrategias para manejar mis emociones durante este tiempo. Por ejemplo, cuando me sentía particularmente estresada, a menudo me tomaba un tiempo para hacer algo que disfrutara, como leer un libro o dar un paseo. También encontré que hablar con amigos y familiares sobre mis preocupaciones y miedos me ayudaba a poner las cosas en perspectiva.


Entrevistador: ¿Hubo alguna estrategia de estudio que te resultó particularmente útil durante tu preparación?

Opositora: Sí, durante mi preparación, descubrí que ciertas estrategias de estudio eran especialmente efectivas para mí. Una de ellas era el uso de mapas conceptuales. Los mapas conceptuales me ayudaron a visualizar la información y a entender cómo se relacionaban entre sí los diferentes temas. Esto fue particularmente útil cuando estaba estudiando temas complejos que tenían muchos subtemas interrelacionados. Otra estrategia que encontré útil fue el uso de tarjetas de estudio. Escribía una pregunta o un concepto en un lado de la tarjeta y la respuesta o la explicación en el otro lado. Luego, practicaba volteando las tarjetas y tratando de recordar la respuesta. Esto me ayudó a reforzar mi memoria y a asegurarme de que podía recordar la información cuando la necesitaba. Aunque creo que la mejor estrategia de estudio es el diseño de un plan de estudio y seguirlo lo más estrictamente posible. Constancia, constancia y constancia.


Entrevistador: ¿Hubo alguna parte del proceso de oposición que te resultó especialmente difícil? ¿Cómo lo superaste?

Opositora: Sí, mantener la motivación durante el proceso de oposición fue, sin duda, uno de los aspectos más desafiantes. Había momentos en los que el estrés y la presión eran abrumadores. Las largas horas de estudio, la cantidad de material que tenía que aprender, y la incertidumbre sobre el resultado de las oposiciones a veces me llevaban a cuestionar si podía seguir adelante. Durante estos momentos de duda, lo que me ayudó a superarlos fue recordarme a mí misma por qué estaba haciendo todo esto. Siempre he tenido una pasión por la educación y un profundo deseo de marcar una diferencia en la vida de los niños. Cada vez que me sentía desmotivada, pensaba en los niños a los que podría enseñar y en el impacto positivo que podría tener en sus vidas. Esta visión me ayudó a recuperar mi motivación y a seguir adelante, a pesar de los desafíos. Además, también encontré útil establecer metas a corto plazo y celebrar mis logros a lo largo del camino. Esto me ayudó a ver mi progreso y a mantenerme motivada. También me aseguré de cuidar de mi bienestar físico y mental, haciendo ejercicio regularmente y tomando descansos cuando los necesitaba.


Entrevistador: Siempre se ha dicho que una de las partes más difícil de la oposición es estudiar todo el temario, con la cantidad de material que supone de memorización.

Opositora: Para estudiar los temas del temario, seguí un enfoque sistemático y organizado. Antes de comenzar a estudiar, hice un plan de estudio detallado. Dividí el temario en secciones manejables y asigné fechas para cada sección. Leía cada tema cuidadosamente, asegurándome de entender todos los conceptos. Si había algo que no entendía, buscaba más información o pedía ayuda. Tomaba notas mientras estudiaba. Esto me ayudaba a procesar la información y a recordarla mejor. Mis notas incluían resúmenes de los puntos clave, diagramas y mapas conceptuales. Regularmente repasaba los temas que ya había estudiado para asegurarme de que no olvidaba la información.


Entrevistador. ¿Cómo te fue la parte de la defensa de la programación ante el tribunal? ¿Alguna anécdota?

Opositora: Estaba muy nerviosa, imagino que casi como todas las personas que han pasado por este proceso. Respire muy fuerte y me dije: adelante tu puedes con esto y más. Previamente me había preparado este momento, (conocía que había que hacer y así lo llevé a la práctica) revisé mi programación didáctica y las unidades didácticas en detalle, me preparé para posibles preguntas sobre ellas, practiqué mi presentación varias veces para asegurarme de que podía explicar claramente mis ideas. Durante la entrevista, me esforcé por mantener la calma y la confianza. Traté de comunicar claramente mis ideas y demostrar mi pasión por la enseñanza. Respondí a las preguntas del tribunal de la mejor manera posible, utilizando ejemplos concretos siempre que era posible. Después de la entrevista, tuve una sensación de alivio. Sentí que había hecho todo lo posible y que había representado fielmente mi trabajo y mis ideas.


Aunque no todo fue un camino de rosas, hubo un momento que pudo dar al traste con toda la preparación.Durante mi presentación, estaba explicando una de mis unidades didácticas cuando, de repente, me quedé en blanco. Por un momento, me sentí aterrada. Pero luego recordé un consejo que me dio mi preparador: “Si te quedas en blanco, toma un momento, respira”. Así que eso es exactamente lo que hice. Tomé un momento, y pude retomar donde lo había dejado. Y al final, creo que el tribunal apreció mi capacidad para manejar esa situación difícil con gracia. ¡Definitivamente fue un momento que no olvidaré!


Entrevistador: ¿Cómo te sentiste cuando supiste que habías conseguido la plaza?

Opositora: Cuando recibí la noticia de que había conseguido la plaza, fue como si un peso enorme se hubiera levantado de mis hombros. Había estado trabajando incansablemente durante meses, estudiando hasta altas horas de la noche, sacrificando tiempo con amigos y familiares para concentrarme en mi objetivo. En ese momento, todo ese esfuerzo, toda esa dedicación, finalmente valió la pena. Fue una sensación de alivio indescriptible. Como si todo el estrés y la presión acumulados durante meses se hubieran evaporado de repente. Pero más que eso, fue una sensación de logro, de saber que había superado todos los obstáculos y desafíos que se me habían presentado. Y luego, la alegría. Una alegría abrumadora que me llenó por completo. Fue una felicidad pura, genuina, el tipo de felicidad que solo puedes experimentar cuando has trabajado duro por algo y finalmente lo has logrado. Fue, sin duda, uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Un momento que siempre recordaré, un momento que me recordará siempre que con trabajo duro y dedicación, puedo alcanzar cualquier meta que me proponga.


Entrevistador: Como alguien que ha pasado por todo el proceso y ha tenido éxito, ¿qué consejos darías a los futuros opositores?

Opositora: No soy muy partidaria de dar consejos, a lo mejor lo que a mi me valió a otra persona no le vale, pero de manera general os recomiendo algunas prácticas que casi seguro os pueden valer. Es esencial tener un plan de estudio claro y bien estructurado. No todo debe ser estudiar, recordar que nuestra salud y bienestar son igual de importantes. Hay que estar muy preparado para los momentos de bajón, aceptarlos y saber afrontarlos. La práctica me ayudó mucho a la hora del examen real. Apóyate en tu familia y en los que te quieren, huyendo de la negatividad y como digo yo, constancia, constancia y más constancia. Esto no es una carrera de velocidad, sino de fondo.


Entrevistador: Pues muchas gracias por compartir tu experiencia y consejos con nosotros. Tu perspectiva es invaluable y estoy seguro de que será de gran ayuda para los futuros opositores. Te deseamos lo mejor en tu nueva posición. ¡Gracias de nuevo!


Esperamos que esta entrevista te haya sido de utilidad y si nos permites te recomendamos nuestros materiales de Oposiciones. Si estás opositando a maestr@ de Infantil, te ofrecemos un material de primera calidad, actualizado a la normativa vigente (LOMLOE y RD 95/2022 de Infantil). Nuestro material incluye: 25 temas originales y audio-narrados, programaciones y unidades didácticas innovadoras, situaciones de aprendizaje y casos prácticos resueltos, y consejos y orientaciones para superar las pruebas con éxito. Haz clic en la imagen y accede a todo nuestro contenido. ¡Te ayudamos a conseguir tu plaza!




238 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page