top of page

El examen de la Oposición.... ¿Quien dijo miedo? Te enseñamos a perder el miedo.

Actualizado: 10 ene


El miedo a las oposiciones es un sentimiento común entre muchos que se preparan para presentarse a un examen. Se trata de una mezcla de ansiedad y preocupación por el resultado final. El miedo puede paralizar a los aspirantes, impidiéndoles que se preparen adecuadamente para el examen. Esto puede llevar a sentimientos de frustración y desesperación.


Es importante recordar que un examen de oposiciones es mucho más importante que los exámenes que solías tener en la escuela o la universidad. Has estado preparándote durante meses o incluso años para este examen, especialmente si estás opositando mientras trabajas. Es normal tener nervios el día antes y durante el examen, por esto es importante que tomes el examen en serio y busques información y consejos para estar lo mejor preparado posible.



Nosotros te vamos a dar una serie de consejos para evitar ponerte nervioso antes y durante el día del examen.



CONSEJOS PARA SUPERAR ESTOS MIEDOS


Consejos antes del examen


  • Conciénciate de que si estudias "apruebas". Desde el momento en que decides preparar una oposición, debes tener en mente que tu éxito depende de tu esfuerzo y preparación, no de la suerte. Has invertido muchas horas en estudiar de forma planificada y organizada, y has sacrificado tiempo de ocio con el objetivo de estar completamente preparado para el examen. Recuerda que si has estudiado de manera adecuada, tienes las herramientas necesarias para tener éxito. Confía en tu preparación y no te dejes desanimar por el miedo o la duda. Si estudias, tienes la posibilidad de aprobar.

  • Céntrate en los avances que has hecho durante la preparación de tu oposición, ya que esto puede ayudar a ganar confianza en uno mismo antes del examen. La planificación y organización son claves para el éxito, ya que permiten marcarse pequeños objetivos diarios y ver los progresos realizados. Alcanzar estas metas tiene un efecto psicológico positivo y demuestra que, con las herramientas adecuadas, es posible alcanzar lo que se proponga.

  • Es importante que no estudies ni repases el día antes del examen. Los expertos recomiendan descansar y evitar generar más estrés o ansiedad, ya que esto puede afectar negativamente tu rendimiento. Estudiar o repasar el día antes puede causar inseguridad y preocupación, impidiéndote dormir y descansar adecuadamente. Evita tocar tus apuntes el día anterior y, si tienes preocupaciones, haz un repaso ligero de tus esquemas, pero luego deja de estudiar. Trata de no ponerte nervioso el día antes del examen y verás que tendrás un mejor resultado.

  • Mentalízate para lo peor. Hazte la siguiente pregunta ¿Qué pasaría si no apruebas este examen. ¿Sería el fin del mundo? Piensa en ello y verás lo absurdo que suena. Recuerda que no te estás jugando la vida y que hay muchos opositores que no lo consiguen a la primera. No te dejes presionar a aprobar, y recuerda que puede haber muchas razones por las que no lo consigas, como tener más nervios, no haber entendido bien cierto tema o simplemente tener mala suerte. No pasa nada por suspender y recuerda que solo necesitas tener éxito una vez para conseguir lo que quieres. Si caes, simplemente vuelve a levantarte y sigue adelante.

  • Lleva una agenda para organizar tu tiempo de estudio y asegurate de que repasas todo lo que necesitas. Puedes anotar las materias que debes estudiar cada día y marcar lo que ya has completado para tener un seguimiento de tu progreso. De esta manera, podrás saber exactamente qué debes repasar en cada momento y no olvidar nada importante.

  • La relajación antes de dormir puede ser muy beneficiosa para mejorar la calidad del sueño y descansar de manera más efectiva.

  • Lleva una vida saludable. Llevar una vida sana implica cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente. Esto puede incluir hacer ejercicio regularmente, comer alimentos saludables y equilibrados en lugar de comidas copiosas o procesadas, y evitar el uso de fármacos para dormir o cualquier otro propósito a menos que sean recetados por un médico. También puede incluir hábitos como beber suficiente agua, dormir lo suficiente cada noche y reducir el estrés.

  • Realiza simulacros de exámenes. Realizar simulacros de pruebas o exámenes de práctica puede ser una excelente manera de prepararse para un examen de oposiciones o cualquier otro tipo de prueba. Al hacerlo, puedes familiarizarte con el formato y el contenido del examen, así como identificar tus fortalezas y debilidades. Además, los simulacros te permiten practicar tu capacidad de gestionar el tiempo y mantener la calma bajo presión, lo que puede ser especialmente útil en un examen de oposiciones

  • Contar con el apoyo de la familia y los amigos puede ser muy beneficioso durante el proceso de preparación para un examen de oposiciones o cualquier otra prueba importante. La familia y los amigos pueden proporcionar apoyo emocional y motivación, lo que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Además, pueden ofrecer consejos y ánimo durante los momentos difíciles y celebrar tus logros y avances

  • Visitar el lugar donde se realizará el examen de oposiciones o cualquier otra prueba puede ser una buena idea para evitar miedos infundados y sorpresas de última hora. Esto te permite familiarizarte con el entorno y ver cómo es el lugar en persona. Así, puedes tener una mejor idea de cómo será el examen y sentirte más cómodo y preparado el día del examen. Además, si hay algo que te preocupa o te hace sentir incómodo, como el tráfico o la ubicación del lugar, puedes planear y prepararte adecuadamente.



Consejos para el día del examen


  • Comprueba que llevas toda la documentación necesaria para realizar el examen. Es importante preparar con tiempo la documentación necesaria para presentar en un examen de oposiciones . Esto te ayudará a evitar sorpresas de última hora. Asegúrate de revisar los requisitos y las instrucciones para el examen con anticipación y reunir todos los documentos necesarios, como tu identificación, el pago de la tasa de examen (si es necesario) y cualquier otro material que se te haya solicitado. También es importante revisar que todos los documentos estén en orden y que estén actualizados.

  • Asegurate de llevar todo el material necesario para hacer tu examen de oposiciones . Esto incluye cualquier material específico que se te haya solicitado, como lápices, bolígrafos, sacapuntas, o cualquier otro instrumento. También es recomendable llevar algunos materiales de repuesto, como lápices adicionales o bolígrafos de repuesto, por si acaso. Así, estarás preparado para cualquier imprevisto y podrás enfocarte en el examen sin preocupaciones. Además, es importante revisar que tienes todo el material necesario con anticipación, para que no tengas que apurarte el día del examen y puedas llegar al lugar con tiempo suficiente

  • Es importante llegar al lugar del examen con tiempo suficiente para evitar el estrés y la ansiedad innecesarios. Te recomendaría llegar al menos 15-30 minutos antes del inicio del examen, para que puedas relajarte y centrar tu atención en la prueba. De esta manera, podrás evitar problemas como el tráfico, la falta de estacionamiento o cualquier otro imprevisto que pueda retrasarte. Además, llegar con tiempo te da la oportunidad de revisar tu material y comprobar que tienes todo lo que necesitas para el examen.

  • Es importante que no comas en exceso el día del examen, ya que necesitas tener toda tu sangre circulando en tu cerebro en lugar de en tu estómago realizando una larga digestión. Haz una comida ligera y evita experimentos gastronómicos que puedan causar problemas gastrointestinales y añadir más estrés. Asegúrate de tener un estómago saludable y sin cargas excesivas, ya que esto te ayudará a evitar problemas durante el examen.. Además, es importante llevar agua y algo sólido, como una barra de granola o una fruta, por si el examen o el tiempo de espera se alarga. Esto te ayudará a mantenerte hidratado y satisfecho durante la prueba.

  • Evita hablar con personas que estén muy nerviosas o ansiosas, puede contribuir a aumentar tu propia ansiedad o nerviosismo. La empatía es una característica humana y es natural que nos sintamos afectados por el estado emocional de las personas que nos rodean. Por lo tanto, es importante tener cuidado con las personas con las que hablamos o interactuamos antes de un examen de oposiciones. En lugar de hablar con personas que estén muy nerviosas, te recomendaría rodearte de personas que te hagan sentir más relajado y positivo, como amigos o familiares que te apoyen y te animen. Esto puede ayudarte a mantener una actitud más positiva y a reducir tu ansiedad antes del examen. cada persona tiene diferentes necesidades y formas de manejar el estrés y los nervios. Algunas personas necesitan estar solas para concentrarse, mientras que otras necesitan hablar con alguien para desahogarse. Es importante que te conozcas a ti mismo y sepas qué es lo que te ayuda a sentirte más relajado y calmado. Si hablar con otras personas mientras esperas el examen te está creando más ansiedad, es posible que sea mejor alejarte un poco y encontrar un lugar tranquilo para relajarte. Lo importante es encontrar lo que funciona mejor para ti y hacerlo.

  • Si a pesar de todo notas que los nervios empiezan a invadirte puedes usar técnicas de relajación. Puedes probar la técnica de respiración abdominal, también conocida como respiración diafragmática. Esta técnica implica respirar profunda y lentamente, concentrándose en sentir el movimiento del abdomen en lugar de la pechera. Esto puede ayudar a relajar los músculos y a reducir la tensión en el cuerpo. Además, puedes probar otras técnicas de relajación, como la meditación o la visualización, para ayudarte a sentirte más tranquilo y enfocado antes del examen

  • Evitar a toda costa tomar pastillas para relajarse antes del examen, ya que pueden tener efectos no deseados. Es mejor utilizar técnicas de relajación y control de la ansiedad más naturales y seguras.




Consejos durante el examen


  • Llevar un reloj para controlar en todo momento el tiempo que falta para el final del examen de oposiciones . Esto te ayudará a gestionar tu tiempo de manera efectiva y a asegurarte de que no te quedes sin tiempo para terminar el examen. Al tener un reloj a mano, puedes repartir tu tiempo de manera equitativa entre las diferentes secciones del examen y ajustar tu ritmo de trabajo según sea necesario. Además, el hecho de controlar el tiempo de esta manera te ayudará a mantener la calma y a evitar la sensación de apuro o ansiedad

  • Mantén una actitud positiva. Esto puede ser muy útil durante el examen. En lugar de centrarte en lo que podría salir mal, trata de enfocarte en lo que has estudiado y en tu capacidad para hacerlo bien. Anímate a ti mismo con palabras de ánimo y lee frases motivadoras de vez en cuando durante el examen. Recuerda que eres capaz de hacerlo bien y que has preparado adecuadamente para el examen. Esto te ayudará a sentirte más confiado y a mantener la calma.

  • Visualizar puede ser una técnica muy útil para sentirse más confiado y motivado durante el examen. Toma unos minutos para cerrar los ojos y visualizarte a ti mismo obteniendo el resultado que deseas. Trata de ser lo más detallado posible y siente las emociones positivas que surgirían si realmente alcanzaras tu objetivo. Esto puede ayudarte a sentirte más energizado y motivado durante el examen. Recuerda que eres capaz de lograr lo que te propongas y que puedes conseguir el resultado que deseas.

  • Lee atentamente todas las cuestiones del examen para asegurarte de comprender completamente lo que se te está pidiendo. Si hay alguna cuestión que no entiendes o que consideras confusa, no dudes en preguntar al examinador. Los examinadores suelen estar dispuestos a ayudar y a aclarar cualquier duda que tengas.

  • Si puedes, deja algo de tiempo para repasar después de haber escrito el examen. El repaso puede ayudarte a asegurarte de que no has dejado ninguna pregunta sin responder y de que has respondido de manera clara y coherente. Además, el repaso te permite revisar tus respuestas y asegurarte de que no has cometido errores ortográficos o de sintaxis.

  • Que no cunda el pánico si te sientes en "blanco". Esto puede ser causado por la ansiedad, la falta de preparación o simplemente porque el tema que te ha salido es difícil. Si te quedas en blanco durante el examen, aquí hay algunas cosas que puedes hacer: Mantén la calma: Trata de no entrar en pánico o de dejarte llevar por la ansiedad. Respira: Practica la respiración diafragmática o abdominal, esto puede ayudar a relajar los músculos y a reducir la tensión en el cuerpo.

  • Y sobre todo confía en tí. Es normal sentirse frustrado o desconfiar de uno mismo si las cosas no están yendo tan bien durante el examen. Sin embargo, es importante recordar que eres capaz de hacerlo bien y que has preparado adecuadamente para el examen. Trata de enfocarte en tu objetivo y en lo que has estudiado, en lugar de compararte con los demás o pensar que ellos lo están haciendo mejor que tú. Recuerda que la mente tiene un gran poder y que puedes utilizarla para alcanzar tus metas. Confía en ti mismo y en tu capacidad para hacerlo bien.


Esperemos que estos consejos te sirvan de ayuda para superar con éxito el examen y evitar en la medida de lo posible que esos nervios te compliquen el examen.


Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. Aprovechamos para recordarte que tenemos a tu disposición una serie de materiales para preparar con éxito las Oposiciones de Educación Infantil sea cual sea la modalidad por la que optes presentarte (Consejos para nuevos Opositores, Temarios, Programaciones, Supuestos Prácticos, Unidades Didácticas, Legislación, etc). Están adaptados a la LOMLOE y al RD 95/2022. Pincha en la imagen para acceder al material.










94 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page