top of page

Cómo sacar el máximo partido al "subrayado" en las oposiciones.


El subrayado es, quizá, de las técnicas más efectivas y habituales que los opositores utilizan para sus sesiones de estudio. El subrayado es una técnica importante para resaltar las ideas principales y significativas de un texto, lo que facilita el recuerdo y el estudio de las mismas, así como el repaso posterior. Es importante destacar las ideas principales de manera clara y relacionarlas con el resto del contenido objeto de estudio de manera lógica y estructurada. Al aprovechar todas las posibilidades de esta técnica de estudio, se puede lograr un aprendizaje significativo y duradero que va más allá de la simple memorización. Es importante recordar también que subrayar es solo una herramienta y que es necesario combinarlo con la lógica y la memoria para asumir los contenidos.


Algunas de las ventajas que tiene el subrayado son:

  1. Mejora de la comprensión y la retención de la información: El subrayado ayuda a identificar y destacar la información importante en un texto, lo que facilita su comprensión y retención.

  2. Ayuda a organizar la información: Al subrayar, se pueden crear categorías o temas para organizar la información de manera lógica y coherente.

  3. Facilita la revisión y el estudio: El subrayado permite rápidamente identificar los puntos importantes para estudiar o revisar antes de un examen o presentación. Como técnica visual, ayuda a la memorización ya que al destacar las ideas principales y significativas de un texto de manera gráfica, permite una comprensión más rápida y eficiente.

  4. Mejora la concentración y la atención: El proceso de subrayar requiere que el lector preste atención a lo que está leyendo, lo que ayuda a mejorar la concentración y la atención.

  5. No elimina información, sólo la sintetiza, extrayendo la más importante. El subrayado no elimina información, sólo la sintetiza al destacar las ideas principales y significativas de un texto, permitiendo una comprensión más rápida y eficiente. Al subrayar, se extrae la información más importante y relevante para el objetivo de estudio, permitiendo concentrarse en los puntos clave y ahorrando tiempo al momento de repasar y estudiar.


Para que el subrayado sea eficaz te damos las siguiente recomendaciones:


Primero lee el texto


Lee el texto completo antes de empezar a subrayar para tener una comprensión general del contenido y luego identificar los temas principales y las palabras clave relevantes para la oposición. Al subrayar mientras se lee, se corre el riesgo de perder el contexto y de subrayar información que no sea realmente importante para el objetivo de la oposición.


Intenta subrayar palabras, no frases enteras


El objetivo del subrayado es destacar palabras clave o ideas relevantes para la oposición, no frases enteras. Subrayando frases enteras se corre el riesgo de perder el contexto y de subrayar información que no sea realmente importante. Además, al subrayar palabras clave o ideas, se puede crear una estructura y jerarquía de conceptos que ayudará a comprender mejor el texto y hacer una síntesis más eficaz. Es importante también mencionar que las líneas subrayadas no deben superar nunca la cuarta parte del texto para evitar un exceso de información y facilitar la comprensión.





Usa diferentes colores


El uso de diferentes colores para subrayar es una técnica comúnmente utilizada por los estudiantes. Utilizar dos colores diferentes (como amarillo y verde) ayuda a organizar la información y a identificar rápidamente los puntos importantes. El color seleccionado para las ideas principales permitirá enfocar en ellas y el otro color para los conceptos secundarios. Es importante tener en cuenta que el uso de los colores debe ser coherente y consistente a lo largo de todo el texto.


La elección de los colores para el subrayado es importante para asegurar una lectura clara y fácil. Es importante evitar los colores fluorescentes o los que cansen la vista, como los rojos, amarillos o naranjas. Es recomendable usar solo los colores imprescindibles, sin sobrecargar la hoja.


Una técnica eficaz es utilizar la técnica de los clasificadores, utilizando solo tres colores: uno para los títulos y subtítulos, otro para las ideas principales y un tercero para las ideas secundarias. Asimismo, es importante utilizar diferentes formas con cada color para facilitar la identificación y relación de conceptos similares.


Es importante mencionar que es recomendable utilizar colores diferentes a los bolígrafos o lápices que se usen para hacer anotaciones en el texto para evitar confusión.


Subraya sobre todo sustantivos


Es importante subrayar principalmente sustantivos, ya que son los que proporcionan el contenido específico de un texto. El subrayado de sustantivos ayudará a identificar y comprender mejor los temas y conceptos clave del texto. Sin embargo, también es importante subrayar otros elementos gramaticales, como adjetivos y verbos, ya que proporcionan información adicional sobre el sustantivo y ayudan a comprender mejor el contexto. Es importante recordar que el objetivo es subrayar las palabras clave, independientemente de su categoría gramatical. Aun así, es recomendable que la mayoría de las palabras subrayadas sean sustantivos, ya que son los que proporcionan el contenido específico del texto.


Revisa de nuevo el texto


Es muy importante revisar el texto una vez que se ha completado el proceso de subrayado. La revisión ayudará a asegurar que se han destacado las palabras y conceptos correctos y a detectar cualquier error o información faltante. También es útil volver a leer el texto subrayado para ayudar a reforzar la comprensión y la retención de la información. Es recomendable hacer esta revisión regularmente, especialmente antes de un examen o presentación, para asegurar que estás preparado y para detectar cualquier información que necesites estudiar de nuevo.


Finalmente puede ser de mucha utilidad apoyar el subrayado con esquemas que llamen la atención.


Por otro lado, estos son algunos de los errores más comunes que se cometen con el subrayado:


  • Subrayar antes de hacer una primera lectura completa del texto: esto impide tener una idea general de lo que se está leyendo y puede llevar a subrayar información que no es relevante.

  • Subrayar frases enteras o más contenido del necesario: esto puede hacer que el subrayado pierda su efectividad y sea difícil de seguir.

  • Usar demasiados colores o trazos: esto puede distraer y hacer que el subrayado sea menos eficaz.

  • Subrayar palabras que no aportan nada o carecen de sentido: esto puede dificultar el proceso de repaso y hacer que el subrayado sea menos útil.

  • No revisar y actualizar el subrayado regularmente: esto puede llevar a que el subrayado se vuelva obsoleto y no sea útil para el repaso y estudio.


Estos vídeos relacionados en el tema pueden serte de utilidad.



Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. Aprovechamos para recordarte que tenemos a tu disposición una serie de materiales para preparar con éxito las Oposiciones de Educación Infantil sea cual sea la modalidad por la que optes presentarte (Consejos para nuevos Opositores, Temarios, Programaciones, Supuestos Prácticos, Unidades Didácticas, Legislación, etc). Están adaptados a la LOMLOE y al RD 95/2022. Pincha en la imagen para acceder al material.





328 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page