top of page

Hábitos para aprobar una oposición

Actualizado: 27 ene 2023


Preparar oposiciones es un proceso complejo que requiere dedicación y esfuerzo constante. Hay que ser consciente de que el estudio debe ser una tarea diaria para lograr un buen resultado. Crear un hábito de estudio diario ayudará a aprovechar al máximo el tiempo dedicado y a evitar la procrastinación.


Preparar un proceso selectivo de oposiciones requiere seguir estrictos hábitos de estudio. La disciplina, la constancia y el esfuerzo son fundamentales para tener éxito en cualquier oposición, especialmente en el campo de la Educación. Es importante planificar y organizar un calendario y protocolos para abordar el proceso, pero también es crucial crear hábitos de estudio que ayuden a sentirse cada vez más cerca del objetivo de conseguir la plaza deseada. La clave es configurar rutinas que sean efectivas y que se puedan llevar a la práctica de manera consistente.


Los hábitos no surgen de forma espontánea, sino que se aprenden a través de la repetición. Como menciona Aristóteles, somos lo que repetidamente hacemos. Un hábito es una actividad que se realiza de manera rutinaria hasta convertirla en una costumbre, y se ve reforzada por una consecuencia positiva. Un hábito es una acción que se decide conscientemente en el día en que se comienza. Es importante tener en cuenta que los hábitos están en nuestras manos y una vez que se automatizan en nuestra mente, se vuelven inevitables. Por lo tanto, es importante elegir conscientemente los hábitos que queremos adoptar y seguir con ellos de manera consistente para convertirlos en costumbres.





En relación con el estudio, un hábito de estudio se refiere a un conjunto de prácticas académicas regulares que se desarrollan mediante la repetición diaria. Es una rutina diaria que se forma a través de la práctica constante con el objetivo de mejorar y ampliar los conocimientos. Los hábitos de estudio son muy valiosos para los estudiantes que buscan alcanzar un objetivo académico o para los opositores que buscan obtener una plaza docente.


En este post te presento unos hábitos clave que puedes adoptar mientras estudias para una oposición, pero que también te serán útiles en otros aspectos de tu vida. Estos hábitos te ayudarán a mantener una vida organizada y te permitirán enfrentar cualquier desafío o proyecto con confianza. Aunque la oposición pueda parecer una meta a corto plazo, los hábitos que adoptes durante este proceso te ayudarán a enfrentar cualquier reto en el futuro. ¿Te animas a probarlos?


Deja atrás los malos hábitos


Debes identificar y corregir los malos hábitos y establecer una rutina sólida y organizada que incluya tiempo para estudiar, descansar y evitar distracciones. Un ejemplo de malos hábitos podría ser el uso excesivo de dispositivos móviles o redes sociales durante el tiempo de estudio. Estudiar al último momento, esto puede generar estrés y ansiedad, y dificultad para retener la información. Estudiar en lugares incómodos, ruidosos o con poca luz puede ser poco productivo y dificultar el aprendizaje. No organizarse puede generar desorden y confusión, dificultando la planificación y el seguimiento de la rutina de estudio. También es recomendable evitar procrastinar y establecer un plan de estudio que incluya tiempos específicos para cada tarea.


Repetición.


La repetición es fundamental para convertir una acción en un hábito. La idea es que si se repite una acción durante 21 días consecutivos, el cerebro la considera como una tarea automática y se convierte en un hábito. Entonces, lo que antes parecía imposible de lograr, se vuelve algo más sencillo con la repetición. No te rindas y sigue practicando hasta lograrlo del todo.


Ve paso a paso


Debes ir despacio pero seguro. Muchas personas se presentan a oposiciones por primera vez y no tienen experiencia previa en cómo prepararlas. Es importante tener en cuenta que preparar una oposición es diferente a estudiar en el instituto o universidad. Por eso, es importante ir paso a paso, crear hábitos de estudio uno a uno, y no tratar de abarcar demasiado al principio. Así, se puede ir adquiriendo la experiencia y la confianza necesaria para continuar con el proceso de preparación.


Establecer un hábito de estudio progresivo es mejor que exigirse demasiado de una vez. Es importante empezar con poco tiempo de estudio y aumentar gradualmente, teniendo en cuenta los resultados obtenidos. Esto te ayudará a gestionar mejor tu tiempo y a lograr un buen rendimiento en tus oposiciones.


La motivación es muy importante.


Para crear el hábito de estudio para preparar unas oposiciones, es importante tener una motivación sólida y enfocarse en el objetivo final de conseguir la plaza.


Tener una actitud positiva es un buen hábito de estudio ya que ayuda a mantener el ánimo y la motivación, y a enfrentar los desafíos con una perspectiva más optimista. Ten confianza en tus habilidades y capacidades y evita compararte con otros. Además, es recomendable establecer metas realistas y alcanzables, y enfocarse en los progresos y logros alcanzados en lugar de en los errores o dificultades.


Planifica tu trabajo


Establecer una rutina diaria es crucial, pero no tiene sentido si no somos capaces de seguirla. Por esta razón, es importante planificar adecuadamente el proceso de estudio para las oposiciones. Es necesario establecer una serie de tareas fundamentales como estudiar, subrayar, memorizar y comprender, etc. Con estos aspectos claros, podemos empezar a crear un hábito de estudio para las oposiciones.


Organizar tu tiempo de estudio de manera efectiva es crucial para alcanzar tus metas . Una forma de hacerlo es mediante la creación de un horario detallado y realista, que te permita cumplir tus tareas de manera eficiente y sin caer en la desesperación. Puedes desglosar las tareas en pequeñas partes y asignarles un tiempo adecuado en función de su dificultad y de tu habilidad para abordarlas. Además, es recomendable alternar entre materias o temas más complejos y otros más sencillos, para mantener tu motivación y tu mentalidad positiva. No olvides incluir tiempos de descanso en tu horario para recargar energías.


Estudia a la misma hora y en el mismo lugar


Estudiar en un horario fijo y en un lugar específico puede ayudar a convertir el estudio en un hábito automático para el cerebro. Esto significa que en ese momento específico del día, el estudio se volverá más natural y fácil de realizar. Además, elegir un lugar específico para estudiar puede ayudar a reducir las distracciones, ya que el ambiente ya estará acostumbrado a ser utilizado para el estudio y no habrá estímulos extraños que puedan desviar la atención.


Establece hábitos de vida saludables


Además de establecer buenos hábitos de estudio, es importante incorporar hábitos de vida saludable para poder afrontar de manera eficiente el proceso de estudio y preparación para las oposiciones. Esto incluye una alimentación equilibrada y rutinas regulares de comida, sueño y ejercicio.


Evita la comida basura y opta por una alimentación que proporcione los nutrientes y vitaminas necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo y del cerebro. Reducir el consumo de azúcar y alimentos ultraprocesados puede tener un gran impacto en nuestra salud y en nuestra energía diaria. La alimentación saludable es fundamental para mantener nuestro cuerpo y mente en óptimas condiciones, especialmente durante periodos de estudio intenso como el de una oposición. Los alimentos procesados y azúcares añadidos pueden causar picos de azúcar en sangre y luego caídas, lo que puede afectar nuestro estado de ánimo y nuestra capacidad para concentrarnos. Además, es importante recordar que no se trata de prohibirnos alimentos, sino de encontrar un equilibrio y una variedad en nuestra dieta. Puedes probar con distintas alternativas dulces, como frutas o alimentos con edulcorantes naturales como la stevia o el eritritol.

Además, es esencial descansar adecuadamente y hacer ejercicio regularmente para mantener una buena salud física y mental. El ejercicio ayuda también en la fijación de la materia estudiada y en la socialización. El ejercicio físico tiene muchos beneficios tanto para el cuerpo como para la mente. Debes encontrar un equilibrio entre el tiempo dedicado al estudio y el tiempo dedicado al ejercicio físico. Incluso puedes encontrar maneras de combinar ambas cosas, como estudiar mientras haces ejercicio en una bicicleta estática o caminar mientras escuchas una lección en un reproductor de audio. El ejercicio físico no solo fortalece el cuerpo, sino que también ayuda a mejorar la concentración, la memoria y el estado de ánimo, lo que puede ser beneficioso para el estudio. Busca una actividad física que te guste, ya que esto aumentará la probabilidad de que la hagas de manera consistente.


Comprométete a darlo todo


Asegúrate de estar completamente dedicado a lo que hagas. No se trata de hacer las cosas a medias, sino de darlo todo en cada momento. Ten en cuenta que el ritmo de trabajo no puede ser el mismo en todo momento, especialmente si no se tiene un hábito adquirido. Por eso, es importante ser realista y no exigirse demasiado. Lo importante es saber que estás haciendo todo lo posible en cada momento.



Por ejemplo, si tienes un trabajo y hijos, y solo puedes estudiar dos horas al día, no puedes exigirte más. Con el tiempo, y al organizarte de otra manera, podrás conseguir más tiempo para estudiar. Lo importante es estar comprometido y dar lo mejor de ti en cada momento.

Pregúntate a ti mismo si realmente estás comprometido con tu proyecto, tu sueño o con el reto que tienes entre manos. ¿Estás dando todo lo que tienes? Reflexiona sobre ello.


No te rindas a las primeras de cambio


No deberías desanimarte cuando las cosas se pongan difíciles en el camino hacia tu objetivo. Es común experimentar altibajos en una empresa tan desafiante como estudiar para una oposición. A veces te sentirás confiado y motivado, mientras que en otras ocasiones puede parecer que no estás avanzando. Sin embargo, es importante recordar que todos estos momentos son temporales y lo esencial es seguir adelante, perseverar y no rendirse. ¿Estás dispuesto a luchar a pesar de las dificultades que puedan surgir?




Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. Aprovechamos para recordarte que tenemos a tu disposición una serie de materiales para preparar con éxito las Oposiciones de Educación Infantil sea cual sea la modalidad por la que optes presentarte (Consejos para nuevos Opositores, Temarios, Programaciones, Supuestos Prácticos, Unidades Didácticas, Legislación, etc) y ayudarte a conseguir tu sueño de ser Maestro/a de Educación Infantil . Están adaptados a la LOMLOE y al RD 95/2022. Pincha en la imagen para acceder al material.




728 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page