top of page

Cómo convencer al tribunal de que tienes las cualidades de un buen docente



En el competitivo mundo de las oposiciones de educación infantil, destacar entre la multitud es esencial. No basta con tener las habilidades y conocimientos necesarios, también debes ser capaz de convencer al tribunal de que posees las cualidades de un buen docente. En este artículo, exploraremos las características que definen a un excelente educador y te proporcionaremos estrategias efectivas para transmitir estas cualidades al tribunal.


Es probable que ya hayas encontrado numerosos artículos que hablan sobre las características esenciales de un buen docente, las cualidades que definen a un excelente profesor, y las claves para ser un educador eficaz. Estos artículos, aunque informativos, pueden resultar abrumadores debido a la extensa lista de atributos que se espera que posea un buen docente: responsabilidad, flexibilidad, capacidad de observación, liderazgo, mediación, cooperación, inspiración, innovación, empatía, carisma, vocación, competencia en la materia, dominio de las estrategias de instrucción, habilidades para el control del aula, motivación, comunicación, habilidades tecnológicas, habilidades de evaluación… la lista parece interminable.


Por lo tanto, en lugar de añadir otra lista a la pila o intentar determinar cuáles son las cualidades más importantes, vamos a abordar este tema desde una perspectiva diferente. Vamos a explorar cómo puedes utilizar estas cualidades en tu preparación para las oposiciones con el fin de proyectar una imagen positiva ante el tribunal.


Para ello, el primer paso es definir tu propio perfil docente. Este perfil debe reflejar tus fortalezas y habilidades únicas como educador, y será la base sobre la que construirás tu presentación ante el tribunal.


Identificando y Proyectando tus Cualidades Docentes en las Oposiciones de Educación Infantil


Las oposiciones de educación infantil son un proceso riguroso y competitivo que tiene como objetivo final identificar a aquellos aspirantes que son más adecuados para la labor docente. Este proceso de identificación no se limita a evaluar los conocimientos académicos de los candidatos, sino que también se centra en sus estrategias pedagógicas, los recursos didácticos que pueden aportar y, lo más importante, las cualidades personales que poseen.


Entre un grupo de candidatos altamente preparados, es crucial sobresalir y hacerse notar. Pero, ¿cómo se logra esto? La respuesta radica en la capacidad de proyectar una buena impresión ante el tribunal. Esta buena impresión no se logra simplemente demostrando competencia académica, sino que se basa en la capacidad de mostrar autenticidad, pasión por la enseñanza y un compromiso genuino con la educación infantil.


Para trabajar esta impresión desde el inicio, es esencial definir tu perfil docente. Este perfil no es simplemente una lista de tus habilidades y logros, sino un reflejo de tu identidad como educador. Debe destacar tus fortalezas, resaltar tus habilidades únicas y demostrar tu enfoque y filosofía de enseñanza.



Una vez que hayas definido tu perfil docente, el siguiente paso es proyectarlo al tribunal. Esto se puede hacer a través de diversas propuestas y actividades que te permitan demostrar tus cualidades docentes. Por ejemplo, puedes compartir anécdotas de tus experiencias de enseñanza que ilustren tus habilidades de resolución de problemas, tu creatividad al diseñar lecciones o tu capacidad para conectar con los estudiantes.


Cómo Proyectar tus Cualidades Docentes al Tribunal


No se trata de fingir o a adoptar cualidades que no posees para impresionar al tribunal. En cambio, vamos a explorar cómo puedes transmitir tus propias cualidades en el contexto de las pruebas de oposiciones.


Existen ciertas cualidades generales, como la actitud positiva, la vocación, la preocupación por mejorar la educación y el interés en contribuir al desarrollo de los alumnos, que puedes transmitir especialmente en las introducciones y conclusiones de los temas.


Las cualidades que tienen que ver con la empatía, la responsabilidad, la dedicación, la capacidad de resolución, la buena observación, se manifestarán en tu programación y especialmente en la respuesta que des al caso práctico, sobre todo en la atención que prestes a las necesidades de los alumnos.


En la programación, tendrás la oportunidad de demostrar tu capacidad para:


  • Ser un buen guía para tus alumnos, incluyendo propuestas de acción tutorial, actividades para desarrollar la inteligencia emocional, propuestas para trabajar valores que enriquecerán a los alumnos como personas, y estrategias para resolver conflictos de manera dialogada.

  • Crear un ambiente adecuado para que los alumnos se sientan protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. Presta atención a cómo describes tu aula, cómo recibirás a tus alumnos al principio del curso, cómo organizas los recursos, cómo empiezas y terminas las clases, qué rincones y espacios dispones para que los alumnos se sientan cómodos, se expresen, vean mensajes positivos, se sientan valorados, y tengan vías de comunicación para hacerte llegar sus propuestas.

  • Demostrar liderazgo. Explica qué actividades y comportamientos permitirán a tu alumnado constituirse en un grupo cohesionado, en el que todos los alumnos tengan su lugar, confíen en sus propias capacidades y en la importancia de cada uno de sus miembros, y en el que tú asumirás el papel de líder que los guiará en su proceso de aprendizaje y crecimiento.

  • Ser un maestro innovador. Piensa en cómo puedes utilizar las TIC, la gamificación, el aprendizaje cooperativo, el ABP u otras metodologías o herramientas que muestren tu capacidad de innovar.

  • Dar respuesta a la diversidad. Explica cómo adaptarías tus propuestas a aquellos alumnos con necesidades específicas, qué estrategias utilizarás para facilitar que la información llegue a todos tus alumnos, y cómo evaluarás para atender adecuadamente las diferencias individuales.

  • Involucrar a las familias en el proceso de aprendizaje. Piensa en cómo te comunicarás con ellas, con qué frecuencia prevés reunirte, qué información consideras importante transmitirles, y si crearás situaciones con su colaboración.


En resumen, convencer al tribunal de que tienes las cualidades de un buen docente implica más que simplemente enumerar tus habilidades. Debes demostrar a través de tus palabras y acciones que posees las cualidades necesarias para ser un docente efectivo y apasionado. Esperamos que este artículo te haya proporcionado una guía útil en tu camino hacia el éxito en las oposiciones de educación infantil. ¡Adelante! 🍀


Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y si nos permites te recomendamos nuestros materiales de Oposiciones. Si estás opositando a maestr@ de Infantil, te ofrecemos un material de primera calidad, actualizado a la normativa vigente (LOMLOE y RD 95/2022 de Infantil). Nuestro material incluye: 25 temas originales y audio-narrados, programaciones y unidades didácticas innovadoras, situaciones de aprendizaje y casos prácticos resueltos, y consejos y orientaciones para superar las pruebas con éxito. Haz clic en la imagen y accede a todo nuestro contenido. ¡Te ayudamos a conseguir tu plaza!



Tu generosidad no sólo apoya mi trabajo, sino que también me permite seguir ofreciendo material gratuito y de alta calidad a todos los lectores. ¡Gracias por considerar hacer una donación y por tu continuo apoyo a mi blog!





900 visualizaciones0 comentarios
bottom of page